Language | | |

La importancia de profesionalizar la empresa

Crecer siempre es doloroso tanto como personas como cuando se trata de una empresa. Una empresa que alcanza un cierto tamaño tanto en ventas como en número de empleados, tiene necesariamente que profesionalizarse o arriesgarse a morir.

La complejidad de la operación y la fuerte presión en los márgenes hace prácticamente imposible manejar una empresa en donde el dueño haga las veces de Gerente General, Gerente Comercial y posiblemente algún pariente o persona de confianza de Gerente de Administración y Finanzas.

El miedo a profesionalizarse es natural y pareciera ser bastante intuitivo que así sea. Se hace difícil para un empresario imaginarse su empresa mas grande y tener la constante sensación de que no está manejando los temas. Es doloroso sentir que no se tiene el fine tuning, que hay detalles que se van y que ya no es como cuando se es mas pequeño.

Profesionalizar la empresa, no significa abandonar o entregar la empresa a un tercero que por muy profesional que sea requiere aprender del los recovecos del negocio. Por eso que la profesionalización de la empresa es un proceso, que requiere de acompañamiento.

Quienes mejor pueden acompañar es armando un Directorio, da lo mismo que ese Directorio sea legalmente constituido o no. Lo importante es que el Directorio funcione como tal. Que sea un lugar de reflexión, de hacerse las preguntas estratégicas y de operaciones necesaria, de apoyar a la operación y a la incorporación a la empresa de buenos profesionales. El Directorio no puede ser un lugar de amigos y familiares, es una instancia de Gobierno, donde se toman las decisiones, en lugar en el cual el empresario entrega parte de sus facultades para poder sobrevivir y crecer.

Es un proceso difícil en el cual hemos acompañado a muchas empresas en su camino al éxito.